top of page

CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS

El seguimiento de los pacientes con Cardiopatías Congénitas en el adulto, surge como una nueva especialidad en el Centro Médico Capital, orientada a una mejor atención de los pacientes adultos que enfrentan problemas diversos como: síntomas tardíos, secuelas y lesiones residuales de cirugías previas, arritmias, insuficiencia cardíaca, endocarditis y aún muerte prematura.

A la complejidad de la patología congénita corregida o no, debemos sumarle el estudio de las enfermedades adquiridas, el consejo genético, el manejo del embarazo y el respaldo psicológico especializado.

Se estima que un 4% de los pacientes de los cardiólogos de adultos podrán tener una Cardiopatía Congénita.

La integración de grupos de trabajo multidisciplinarios integrados por cardiólogos pediatras, cardiólogos de adultos, ecocardiografistas, especialistas en resonancia magnética, electrofisiólogos, intervencionistas, cirujanos y especialistas en otras disciplinas no cardiológicas relacionadas con esta especialidad, ofrecern el manejo óptimo a este tipo particular de pacientes cardiológicos.

El doctor joven

CONSULTORIO DE
CARDIOPATÍAS
CONGÉNITAS

DIAGNÓSTICO, TRATAMIENTO Y SEGUIMIENTO DE CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS  DESDE LOS 16 AÑOS

01

Consultorio CCA

Los cardiólogos del Consultorio de Cardiopatías Congénitas del Centro Médico Capital tratan a personas con todo tipo de afecciones cardíacas desde los 16 años. Médicos especialistas en enfermedades cardiovasculares, cirugía cardíaca, Neumonología, Ginecología y de Diagnóstico por Imágenes  colaboran como un equipo multidisciplinario para proporcionar un cuidado integral y coordinado. Este enfoque colaborativo significa que los médicos pueden evaluar con frecuencia su salud y desarrollar un plan de tratamiento para el control y seguimiento de su cardiopatía.

También se trabaja en el asesoramiento genético para el control de embarazadas.

02

Cuándo acudir al Consultorio CCA

Es posible que algunos defectos cardíacos congénitos no causen signos ni síntomas. En algunas personas, los signos y síntomas se presentan más adelante en la vida. Pueden volver a aparecer años después de que hayas recibido el tratamiento para la anomalía cardíaca.

Algunos de los síntomas frecuentes de enfermedad cardíaca congénita que puedes tener en la adultez son:

  • Ritmo cardíaco anormal (arritmias)

  • Coloración azulada en la piel, los labios y las uñas (cianosis)

  • Dificultad para respirar

  • Cansancio rápido tras un esfuerzo

  • Hinchazón del tejido o los órganos del cuerpo (edema)

Debe consultar al médico en los siguientes casos:

  • Si tienes síntomas que te preocupan, como dolor en el pecho o dificultad para respirar, busca atención médica de urgencia.

  • Si tienes signos o síntomas de enfermedad cardíaca congénita o si recibiste tratamiento por un defecto cardíaco congénito en la niñez, pide una consulta con tu médico.

Image by Jair Lázaro

03

¿Quiénes deben acudir al Consultorio?

La enfermedad cardíaca congénita es una o varias anomalías de nacimiento en la estructura del corazón. Estos defectos de nacimiento, que son los más frecuentes, pueden alterar la manera en la que fluye la sangre en el corazón. Los defectos pueden ser simples, y quizás no causen problemas, o pueden ser complejos y causar complicaciones que ponen en riesgo la vida.

Gracias a los avances en el diagnóstico y el tratamiento la mayoría de los bebés que antes morían a causa de enfermedad cardíaca congénita actualmente sobreviven hasta la edad adulta. Sin embargo, los adultos pueden presentar signos y síntomas de la enfermedad más adelante en la vida, incluso si recibieron tratamiento en la infancia.

Si tienes una enfermedad cardíaca congénita y es mayor de 16 años, es probable que necesites atención de por vida y en el Consultorio de Cardiopatías Congéntitas del Centro Médico Capital encontrará toda la ayuda que necesita.

04

¿Qué factores de riesgo pueden surgir?

Determinados factores de riesgo ambientales y genéticos pueden intervenir en el desarrollo del defecto cardíaco, entre ellos:

  • Sarampión alemán (rubéola). Si tu madre tuvo rubéola cuando estaba embarazada, esto pudo haber afectado el desarrollo de tu corazón.

  • Diabetes. Si tu madre tuvo diabetes tipo 1 o 2, esto puede haber interferido en el desarrollo de tu corazón. Por lo general, la diabetes gestacional no aumenta el riesgo de presentar un defecto cardíaco.

  • Medicamentos. Tomar determinados medicamentos durante el embarazo puede causar defectos congénitos, entre ellos, defectos cardíacos congénitos. Estos medicamentos comprenden la isotretinoína (Amnesteem, Claravis u otros), que se usa para tratar el acné, y el litio, que se usa para tratar el trastorno bipolar. Tomar alcohol durante el embarazo también contribuye al riesgo de defectos cardíacos.

  • Factor hereditario. La enfermedad cardíaca congénita parece ser hereditaria y está asociada con muchos síndromes genéticos. Por ejemplo, los niños con síndrome de Down suelen tener defectos cardíacos. El síndrome de Down y otros trastornos se pueden detectar con análisis genéticos durante el desarrollo del bebé.

  • Tabaquismo. Las mujeres que fuman durante el embarazo aumentan el riesgo de tener hijos con defectos cardíacos congénitos.

Image by CDC

05

¿Qué complicaciones pueden surgir?

Las complicaciones de la enfermedad cardíaca congénita que pueden manifestarse años después del tratamiento inicial comprenden:

  • Ritmos cardíacos anormales (arritmias). Las arritmias se producen cuando los impulsos eléctricos que coordinan los latidos del corazón no funcionan debidamente, lo que provoca que el corazón lata demasiado rápido, demasiado lento o irregularmente. En algunas personas, estas arritmias pueden llegar a ser graves e incluso provocar la muerte súbita por ataque cardíaco si no se tratan.

  • Infección cardíaca (endocarditis). El corazón contiene cuatro cavidades y cuatro válvulas revestidas con una membrana delgada denominada «endocardio». La endocarditis es una infección de esta membrana delgada que, en general, se produce cuando bacterias u otros gérmenes ingresan en el torrente sanguíneo y se alojan en el corazón. Si no se trata, la endocarditis puede dañar o destruir las válvulas del corazón o desencadenar un accidente cerebrovascular.

  • Si tienes una válvula cardíaca artificial (protésica) o si te repararon el corazón con material protésico, o si no se reparó por completo el defecto cardíaco, el médico puede recetarte la administración ininterrumpida de antibióticos para disminuir el riesgo de padecer endocarditis.

  • Accidente cerebrovascular. Un accidente cerebrovascular ocurre cuando se interrumpe o se reduce gravemente el suministro de sangre al cerebro, lo que hace que el tejido cerebral no reciba oxígeno. Un defecto cardíaco congénito puede permitir que un coágulo sanguíneo pase por el corazón y llegue al cerebro.

  • Determinadas arritmias cardíacas también pueden aumentar las posibilidades de que se formen coágulos sanguíneos y se produzca un accidente cerebrovascular.

  • Insuficiencia cardíaca. La insuficiencia cardíaca, también conocida como «insuficiencia cardíaca congestiva», significa que el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del cuerpo. Algunos tipos de enfermedades cardíacas congénitas pueden provocar insuficiencia cardíaca.

  • La enfermedad de las arterias coronarias o la presión arterial alta, con el tiempo debilitan gradualmente el corazón y lo dejan demasiado débil o rígido como para llenarse y bombear de forma eficaz.

  • Hipertensión pulmonar. Este es un tipo de presión arterial alta que afecta las arterias de los pulmones. Algunos defectos cardíacos congénitos pueden hacer que fluya más sangre a los pulmones, lo que aumenta la presión y hace que el corazón trabaje más. A la larga, esto provoca que el músculo del corazón se debilite y que algunas veces falle.

  • Problemas en las válvulas cardíacas. En algunos tipos de enfermedades cardíacas congénitas, las válvulas cardíacas son anómalas.

06

¿Qué estudios/tratamientos se realizan en Consultorio CCA?

Para determinar si tienes algún tipo de enfermedad cardíaca congénita o si el defecto cardíaco congénito es la causa de problemas de salud recientes, el médico recopilará tu historia clínica y te realizará una exploración física, lo que implica escucharte el corazón con un estetoscopio. Luego, el médico te puede solicitar pruebas, por ejemplo:

  • Electrocardiograma. Esta prueba mide el ritmo y la cantidad de actividad eléctrica del corazón para determinar si esta última es normal. Con un electrocardiograma se puede determinar si una parte del corazón está agrandada.

  • Radiografía de tórax. Estas imágenes ayudan al médico a evaluar aún más el corazón y los pulmones.

  • Ecocardiograma. Las ondas sonoras (ecografía) producen imágenes del corazón en movimiento que el médico puede utilizar para identificar anomalías cardíacas.

  • Ecocardiograma transesofágico. Este tipo especial de ecografía produce imágenes del corazón que proporcionan más información que un ecocardiograma estándar. Mientras estás sedado, el médico coloca un instrumento con una pequeña sonda ecográfica en el extremo dentro del tubo que conecta la garganta con el estómago (esófago).

  • Pulsioximetría. Con un sensor que se conecta en el dedo se puede determinar cuánto oxígeno tienes en la sangre.

  • Prueba de esfuerzo. En esta prueba, haces ejercicio en una cinta o en una bicicleta fija y te conectan a derivaciones del electrocardiograma para que el médico pueda determinar tu nivel de preparación física y la actividad eléctrica del corazón, la frecuencia cardíaca y la presión arterial durante el ejercicio.

Si no puedes hacer ejercicio, es posible que el médico te administre medicamentos para aumentar la frecuencia cardíaca. En la prueba de esfuerzo, también se pueden utilizar un ecocardiograma y sensores especiales para determinar el uso de oxígeno.

  • Exploración por resonancia magnética o tomografía computarizada cardíaca. En una exploración por tomografía computarizada cardíaca, te recuestas en una camilla dentro de una máquina con forma de rosquilla. Dentro de la máquina, un tubo de rayos X gira alrededor de tu cuerpo y obtiene imágenes del corazón y del pecho.

La resonancia magnética cardíaca utiliza un campo magnético y ondas de radio para crear imágenes del corazón. En este estudio, te recuestas sobre una camilla dentro de una máquina similar a un tubo.

  • Cateterismo cardíaco. El médico puede usar esta prueba para controlar el flujo de la sangre y la presión sanguínea del corazón. Te darán un somnífero y luego te insertarán un catéter en una arteria de la ingle, el cuello o el brazo. El catéter se deslizará hasta el corazón mediante la guía de una máquina de rayos X.

Se inyecta un tinte a través del catéter, y la máquina de rayos X muestra imágenes del corazón y los vasos sanguíneos. Durante este procedimiento también se puede medir la presión en las cavidades cardíacas.

Dirección médica del Consultorio de Cardiopatías Congénitas

Liderado por la Dra. Lucía Ortíz, el equipo de Cardiopatías Congénitas del Centro Médico Capital atiende en Consultorios Externos para mejorar la sobrevida de los pacientes cardiópatas desde los 16 años de edad.

Dra. Lucí Ortiz Consultorios de Cardiopatías Congénitas en el Centro Médico Capital
bottom of page